Galería Norte Verde

Rita Donagh, viuda de Richard Hamilton, dona al Museo Reina Sofía Swingeing London’67

Rita Donagh, la viuda del artista británico Richard Hamilton, fallecido hace justo una década, ha donado al Museo Reina Sofía una de sus obras: la bien conocida Swingeing London’67, dedicada a los Rolling Stones. Recrea la imagen una fotografía de Mick Jagger, líder de la banda, junto al marchante Robert Fraser, en el momento en que ambos, detenidos por posesión de drogas, son trasladados en un furgón policial.

La noticia tuvo en aquel año, 1967, un amplísimo eco informativo dentro y fuera del Reino Unido, y durante más de dos años Hamilton empleó esta misma escena para mostrarla en varios formatos y soportes (granulada, borrosa, quemada por el flash o saturando los colores), con el objetivo de potenciar sus efectos. Tal difusión tuvo que la expresión Swingeing London no solo bautizaría esta serie fotográfica-pictórica, también la escena cultural y de moda que se desarrolló en Londres en los sesenta.

Podemos encontrar en esta obra una protesta contra la acción de la justicia ante aquel hecho, pero también entenderla como una reflexión sobre el peso de la fama. En su elaboración, Hamilton llevó a cabo estudios de prueba y bocetos en lienzo, tratando de lograr una fusión perfecta entre impresión y pintura y, en cada pieza de la serie, hizo uso de técnicas y materiales distintos: pintura al óleo y al esmalte, serigrafía a mediatinta, relieve y collage.

Los responsables del Museo Reina Sofía han señalado que para el centro esta donación, valorada en cerca de 2.400.000 euros, supone “una oportunidad excepcional para reforzar el núcleo de la colección pictórica de los años sesenta, desde su vertiente internacional”. A su vez, permitirá al MNCARS adentrarse en ciertos elementos de la cultura popular y de masas y en su uso a la hora de criticar o cuestionar la saturación visual en la sociedad actual. Otras versiones en lienzo de este trabajo pueden encontrarse en los fondos del Sammlung Ludwig Bamberg, la Tate Modern (Londres), el MoMA de Nueva York o la colección particular de Mick Jagger, entre otras.

Richard Hamilton, que no casualmente inició su andadura profesional en una agencia publicitaria, estudió pintura en la Royal Academy de Londres, celebró en 1950 su primera exposición, compuesta por aguafuertes de influencia cubista y futurista y, en 1952, comenzó a trabajar como profesor de tipografía y diseño industrial en la Escuela Central de Arte y Diseño de la capital británica. Él fue quien dio, a partir de Qué es lo que hace que los hogares de hoy sean tan diferentes, tan atractivos, nombre y rasgos al Pop Art, al que calificó como “popular -se dirige a una audiencia de masas-, efímera -es una solución a corto plazo-, fungible -se olvida fácilmente-, de bajo coste, producida en masa, ingeniosa, sexy, joven, tramposa y un gran negocio”.

Más allá de aquel hito, continuó experimentando e innovando a lo largo de una carrera que se prolongó durante seis décadas. Buscó eliminar las diferencias entre alta y baja cultura en relación con el arte y, desde los sesenta, desarrolló su producción esencialmente en dos vías: una dirigida al desafío que supone la aproximación a lo conceptual desde las figuras influyentes de Duchamp y Joyce y otra centrada en obras en las que la pintura habla o hace referencia a sí misma como técnica. Siempre puso a prueba la vigencia de esa disciplina a través del diálogo con otros medios, como la fotografía, el diseño, la publicidad, la arquitectura, el grabado o la imagen digital (como veíamos en Swingeing London’67) y ahondó en los géneros del retrato, la naturaleza muerta o el paisaje, desde la apropiación de imágenes ya existentes y los vínculos establecidos con artistas tanto históricos como coetáneos. También fue relevante su faceta como activista político, expresando su oposición a sucesos y políticas británicos e internacionales a través de su trabajo. El Reina Sofía cuenta ya con varias obras suyas fechadas entre 1949 y 1981; la mayoría procedentes del depósito temporal que realizó la propia Rita Donagh a favor del centro en 2014, año en el que el MNCARS dedicó una exposición antológica al artista.

Richard Hamilton. Swingeing London 67, 1968-1969

The post Rita Donagh, viuda de Richard Hamilton, dona al Museo Reina Sofía Swingeing London’67 appeared first on masdearte. Información de exposiciones, museos y artistas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *