Galería Norte Verde

Nota alta para Ruido Austral

Treinta y cinco músicos de la región de Magallanes exhibieron su talento y se reencontraron con el público en un magistral espectáculo en vivo.

Talento, emoción, alegría y una gran puesta en escena, marcaron el regreso a la presencialidad del festival «Ruido Austral», organizado por la Seremi de las Culturas, las Artes y el Patrimonio.

El evento, interrumpido las últimas dos versiones a causa del estallido social y el confinamiento impuesto por la pandemia Covid-19, instaló sobre el escenario del Centro Cultural de Punta Arenas, el reciente sábado, a treinta y cinco artistas durante más de cuatro horas de música en vivo. Variados estilos y una categórica muestra de la rica y prolífera creación regional se constituyeron en la nota destacada de un espectáculo que reunió a diez bandas y solistas de Punta Arenas y Puerto Natales.

«Fue una gran muestra de la creación, el trabajo y desarrollo de la escena musical regional. Nuestras felicitaciones por el compromiso, profesionalismo y disposición que han tenido en los procesos de formación y perfeccionamiento a los que se han sumado con nosotros», comentó la Seremi de las Culturas, Katherine Ibacache.

Ruido Austral, parte de la red de festivales de Escuelas de Rock y Música Popular, exhibió las propuestas artísticas de Eos, Es lo que hay, Guanaco en llamas, Wuitre, Los Klasky, As de Oros, Babi, El Monasterio, Dispersiones Sonoras y Jul Perozo.

Juan Tapia, vocalista y guitarra de Los Klasky, junto con agradecer el apoyo institucional para la realización de conciertos con acceso gratuito para la ciudadanía, valoró el festival como espacio para la proyección de creadores regionales.

«Este es un aporte que llegue cierto reconocimiento a las bandas, que haya contacto con el público. Es también, de alguna forma, un espaldarazo para seguir trabajando, para ver el trabajo de otros, para inspirarse, de repente hay niños que ven las presentaciones y quién sabe si en un tiempo más esos niños terminan tocando música», recalcó.

Para Carlos Rosales, con fundador de El Monasterio y las Almas Perdidas, el certamen ofrecer la posibilidad de circulación y difusión a los exponentes de la disciplina.

«Me parece una buena iniciativa para abrirle los espacios a la gente de regiones, para que podamos sonar desde aquí a otros lados del país y haya una buena conexión a nivel cultural nacional», precisó uno de los vocalistas de la banda, cuyo estilo lo domina el hip-hop y rock.

Ruido Austral, qué convocó a más de 150 espectadores, puso fin a las celebraciones del día de la música y los Músicos Chilenos en Magallanes.









 



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *